Casa en comuni贸n, separaci贸n y divorcio

驴Cu谩l es la situaci贸n legal de la casa adquirida por los c贸nyuges bajo el r茅gimen legal de comuni贸n, despu茅s de la disoluci贸n de la comuni贸n con separaci贸n o divorcio?

Casa en comuni贸n, separaci贸n y divorcio

Casa y disoluci贸n de la comuni贸n jur铆dica.

Disoluci贸n de la comuni贸n jur铆dica.

Que hacer con uno casa comprado durante el matrimonio bajo el r茅gimen de comunion legal cuando dicha comunion se derrite 驴Con separaci贸n o divorcio?
El problema es ciertamente generalizado y se siente entre las personas. veteranos De un matrimonio en un municipio legal.
Antes de irse a menudo, la pareja promedio ha tenido tiempo para comprar una casa.
Adem谩s de la complejidad de la situaci贸n legal, agregamos la complejidad de una relaci贸n que, aunque se haya fundido hace mucho tiempo, a menudo retiene los tonos del acorde; en este caso, resolver el propio problema puede significar tener en cuenta a la otra persona, una vez m谩s, 隆y ciertamente no es f谩cil!
Y la casa, que deber铆a ser experimentada como una fortuna, en todos los sentidos, se convierte en un problema real.

El matrimonio y el r茅gimen de comuni贸n y hogar.

As铆 que primero veamos las condiciones bajo las cuales la casa pertenece al r茅gimen de comuni贸n legal entre los c贸nyuges.
Como se sabe, si los esposos ellos no prefieren expresamente otras soluciones, que es la separaci贸n de los bienes o la regulaci贸n de las relaciones patrimoniales a trav茅s de las convenciones matrimoniales, el r茅gimen de la comunion legal; as铆 que tiene, de hecho, elel arte. 159 c.c.
L 'el arte. 177 del c贸digo civil.. luego indica qu茅 bienes pertenecen a la comuni贸n legal; en particular, y siempre en lo que se refiere aqu铆, al co.1, letra a), proporciona las compras realizadas por los dos c贸nyuges juntos o por separado durante el matrimonio, excluyendo aquellas relacionadas con los bienes personales.
L 'el arte. 179 del C贸digo Civil. luego indique qu茅 activos personales: a) los bienes de los cuales, antes del matrimonio, el c贸nyuge era el propietario o respecto de los cuales era el titular de un derecho real de disfrute;
b) los bienes adquiridos despu茅s del matrimonio como resultado de un regalo o herencia, cuando no se especifique en la escritura de liberalidad o en la voluntad que se atribuyen a la comuni贸n;
c) bienes para uso estrictamente personal de cada c贸nyuge y sus accesorios;
d) los bienes que sirven al ejercicio de la profesi贸n del c贸nyuge, excepto los destinados a la gesti贸n de una empresa que forma parte de la comuni贸n;
e) los activos obtenidos como compensaci贸n por da帽os y la pensi贸n relacionados con la p茅rdida parcial o total de la capacidad de trabajo;
f) los activos adquiridos con el precio de la transferencia de los activos personales enumerados anteriormente o con su intercambio, siempre que esto se declare expresamente en el momento de la compra.
L '煤ltimo p谩rrafo de la misma el arte. 179En lo que a nosotros respecta, agrega que los bienes ra铆ces comprados despu茅s del matrimonio no entran en comuni贸n, de conformidad con las letras c), d) yf) del p谩rrafo anterior, cuando esta exclusi贸n resulte de la escritura de compra si el otro c贸nyuge tambi茅n le pertenec铆a.
En la comuni贸n, por lo tanto, la casa cae, si es comprada por uno de ellos o por ambos durante el matrimonio, a menos que se vierta en las hip贸tesis relativas a los bienes personales, referidosel arte. 179 del C贸digo Civil.

Disoluci贸n de la comuni贸n jur铆dica.

divorcio y divisi贸n

L 'el arte. 191 c.c., provee para al co. 1 los casos en que se disuelve la comuni贸n legal entre c贸nyuges, a saber:
- la declaraci贸n de ausencia o presunta muerte de uno de los c贸nyuges;
- cancelaci贸n;
- disoluci贸n;
- un Cesaci贸n de los efectos civiles del matrimonio.;
- el separaci贸n personal;
- separaci贸n judicial de bienes;
- El cambio convencional del r茅gimen patrimonial.
- La quiebra de uno de los c贸nyuges.
El mismo el arte. 191 c.c. luego espera - por menos de un a帽o, es decir, siguiendo el tema de la Ley n.55 / 2015 - al co. 2 que en los casos de separaci贸n personal la disoluci贸n est谩 en el el momento en que el presidente del tribunal autoriza a los c贸nyuges a vivir por separado, o en la fecha de la firma de la separaci贸n verbal del consentimiento de los c贸nyuges al presidente, siempre que est茅n aprobados.
El mismo p谩rrafo luego establece que La ordenanza con la cual los c贸nyuges est谩n autorizados a vivir por separado se comunica al funcionario del estado civil con el prop贸sito de anotar la disoluci贸n de la comuni贸n.
Hoy estamos particularmente interesados 鈥嬧媏n casos relacionados con la separaci贸n y el divorcio.

驴Qu茅 sucede 驴Con la disoluci贸n de la comuni贸n?
La ley no lo especifica; como se puede imaginar, los int茅rpretes han luchado para encontrar respuestas, con resultados desiguales, incluso si la orientaci贸n prevaleciente es en el sentido que se explica brevemente a continuaci贸n.
En primer lugar, un dato parece pac铆fico: disoluci贸n en este caso no significa divisi贸n Bienes autom谩ticos.
Adem谩s, la orientaci贸n mayoritaria se atestigua al afirmar que: la propiedad com煤n, primero indivisible, se convierte en divisiblees decir, cada uno de ellos puede pedir la disoluci贸n material de la comuni贸n; Por lo tanto, esta divisi贸n ser谩 sucesiva y puede tener lugar en la calle. consensual o en via judicial; La divisi贸n de bienes ser谩 regulada por reglas especiales dispuesta la divisi贸n de la comuni贸n jur铆dica (v. Art铆culos. 194 y ss. c贸digo comercial.).
Seg煤n algunos, la disoluci贸n de la comuni贸n legal no pondr铆a en peligro los derechos de terceros que contrajeron relaciones con la pareja cuando la comuni贸n legal estaba en vigor, ya que el sistema de garant铆as de comuni贸n legal para los bonos que surgieron antes de la disoluci贸n permanecer铆a sin cambios. En pocas palabras, la disciplina de la comuni贸n legal permanecer铆a en la vida En cuanto a las relaciones con terceros que surgieron antes de la disoluci贸n.
La divisi贸n de bienes es, por lo tanto, un acto eventual y posterior.
Desde la disoluci贸n de la comuni贸n legal a la divisi贸n, al menos esta es la opini贸n prevaleciente en la doctrina y la jurisprudencia, la situaci贸n ser谩 regulada por las normas sobre comunion ordinaria referido en lo citado anteriormente Art铆culos. 1100 y ss. c贸digo comercial., excepto las reglas especiales sobre la divisi贸n de la comuni贸n legal.

En todo caso, los bienes de la comuni贸n jur铆dica van dividido segun el reglas especiales indicado por el c贸digo, que dispone que la divisi贸n debe llevarse a cabo compartir en partes iguales activos y pasivos (V. el arte. 194 del C贸digo Civil..), despu茅s de realizar los reembolsos y devoluciones (ver art.192 c.c.), sacados de bienes muebles personales (ver el arte. 195 c.c.) o su valor en efectivo (v. el arte. 196 c.c.), pudiendo, sin embargo, oponerse a dicha propiedad personal a terceros solo si resulta de una escritura con una fecha determinada (v. el arte. 197 c.c.).

Comuni贸n ordinaria y cuotas individuales.

separaci贸n

Los bienes comprados despu茅s La disoluci贸n de la comuni贸n obviamente no pertenece a la comuni贸n, mientras que los adquiridos primero Deben ser divididos de acuerdo a las reglas especiales indicadas.
La pregunta un poco m谩s compleja es bajo que condiciones Es posible disponer de los bienes que pertenec铆an previamente a la comuni贸n legal.
Como se ha dicho, de acuerdo con la orientaci贸n prevaleciente, las normas sobre la comunion ordinaria (mientras que otros, en minor铆a, son v谩lidos, por ejemplo, las normas de la comuni贸n legal).
Una de las consecuencias m谩s importantes de la aplicaci贸n de estas reglas es la siguiente.
De acuerdo con las normas de la comuni贸n ordinaria, en lo que a nosotros respecta, todos los comunistas pueden tener de su propia cuota (en realidad, del derecho sobre la cuota) y dar a otros el disfrute de la cosa dentro de los l铆mites de su participaci贸n, sin la necesidad del consentimiento del otro (v. el arte. 1103 c.c.); las reglas de administracion completamente a continuaci贸n, consulte los criterios de mayor铆a y unanimidad seg煤n el caso (para obtener m谩s informaci贸n, consulte Art铆culos. 1105 y ss. c贸digo comercial.).
Lo que no es posible para la comuni贸n jur铆dica, por lo que no la disposici贸n aut贸noma de la cuota 煤nica est谩 regulada: si se trata de una administraci贸n ordinaria, tambi茅n depende de ambas partes; Si es extraordinario o incluye la firma de contratos con los que otorga o compra derechos personales de disfrute, depende de ambos juntos (para obtener m谩s informaci贸n, consulte la v. Art铆culos. 180 y ss.c.c.).
Por lo tanto, una de las principales consecuencias de la aplicaci贸n de la disciplina de comuni贸n ordinaria en lugar de la de comuni贸n legal es que para los actos de disposici贸n de la cuota no es necesaria la participaci贸n de ambos.
Si la cosa es posible en abstracto, al menos de acuerdo con la mayor铆a, no es f谩cil de aplicar.
No hace falta decir que es mucho m谩s barato. gesti贸n compartida de lo bueno.
Por ejemplo, si una de sus partes da su parte, ser谩 m谩s dif铆cil vender todo el bien ma帽ana, dadas las complicaciones relacionadas con el caso de la donaci贸n.

No hace falta decir que son mucho m谩s baratos que los actos compartidos De los dos lados, es decir, elegidos juntos.
Pueden ser, por ejemplo, la venta conjunta de todo el bien; o, a modo de ejemplo, es posible dividir y dividir los bienes materialmente haciendo una referencia a las dos partes.
Estas son elecciones que presuponen la evaluaci贸n y el conocimiento de toda la situaci贸n de hecho y legal. Estas soluciones son definitivamente lo mejor en t茅rminos de ahorro de tiempo, dinero y serenidad. Por supuesto, ellos postulan la comunicaci贸n con la otra parte.
Pero, incluso evaluando el intereses de los ni帽osnacido del matrimonio finalizado o incluso m谩s tarde, es oportuno razonar fr铆amente y poder mediar entre todos los impulsos e intereses emocionales opuestos.
De hecho, dejar las cosas como est谩n ser铆a culpar a los ni帽os con las inc贸gnitas relacionadas con un bien en la comuni贸n.
una donaci贸n puede causar que un ni帽o u otro cause una disputa con los otros herederos ma帽ana.
M谩s all谩 de las conclusiones doctrinales y jurisprudenciales opuestas, por lo tanto, es ciertamente aconsejable proceder con actos concertados, cuando las condiciones legales y, de hecho, lo permitan.
Viceversa, puede suceder, como en el caso decidido por la sentencia del Corte de Tivoli la 14 de marzo de 2007, donde procedimos a disolver la comuna relativa a una propiedad entre los herederos de los dos ex familiares, ya fallecidos; herederos que eran en parte comunes a los dos, es decir, los hijos nacidos de su matrimonio, y en parte nacidos de uniones sucesivas.
Adem谩s, el paso del tiempo solo complica las cosas: siempre en la sentencia mencionada del Tribunal de Tivoli no solo se contabilizaron las cuotas de la casa en la distribuci贸n, sino tambi茅n el valor del alquiler de parte de la casa que se recibi贸 a lo largo de los a帽os. de uno de los herederos.
En ausencia de un acuerdo, se proceder谩 a la divisi贸n judicial, por lo que es obligatorio proceder con el procedimiento de mediaci贸n (el arte. 5, Decreto Legislativo n. 28/2010.
Dada la complejidad del tema, se recomienda hacer uso de profesionales con experiencia en el campo.



V铆deo: 驴Tendr谩n divorciados otra oportunidad para casarse por la iglesia? | Noticiero | Noticias Telemundo