Como evaluar una alfombra

Para evaluar una alfombra es necesario examinar diferentes características, como la procedencia, la calidad de los materiales, la edad y el estado de conservación.

Como evaluar una alfombra

Elige la alfombra

Inserte un alfombra En los muebles para el hogar, sin duda, contribuye a hacer que el ambiente sea más cálido y acogedor.
Además, es un mueble que no está pasado de moda, por lo que comprar una pieza valiosa puede representar una buena inversión en el tiempo.

alfombra

Elegirlo es, sin duda, una cuestión de buen gusto y conocimiento de sus necesidades, pero cuando la alfombra es de particular valor, como pueden ser las oriental, también es necesario tener una cierta cantidad de competencia, ya que es una compra bastante onerosa.
Ir a comprar una alfombra de valor siempre es apropiado contactar a un experto confianza para ser asesorados, porque los elementos a evaluar son muchos y no pueden ser adquiridos en poco tiempo por un no empleado. Sin embargo, tener un mínimo de experiencia en el tema, puede ayudarlo a orientarse en la compra.
Recuerde, entonces, que también es importante abordar una vendedor confiable, para asegurarse de que es una alfombra auténtica y no una reproducción barata.

Elementos característicos para evaluar las alfombras.

la nodo, elemento básico de la alfombra oriental, difiere según sea de tipo simétrico (o turco), usado para alfombras con patrones geométricos, o asimétrico (Tipo persa), utilizado para alfombras con motivos florales o curvilíneos.
Entre los criterios de evaluación tomamos en consideración la grandeza de la alfombra y el número de nodos (calculados como densidad por centímetro cuadrado). Las alfombras hechas a mano pueden contener cientos de miles de nudos por metro cuadrado.
Una alfombra grande será más costosa porque requiere un mayor número de horas de trabajo, así como una alfombra con un gran número de nudos.

características de la alfombra

La perfección ejecutiva no debe buscarse en una alfombra de factura manual. Por el contrario, las asimetrías, las pequeñas irregularidades de diseño y color son una indicación de su realización a mano.
Pero además de estos factores, para evaluar una alfombra es necesario examinar la alfombra. procedencia, la calidad de la materiales y lo estado de conservación.
En particular, la calidad de los materiales utilizados influye en el precio de la alfombra, por lo que, por ejemplo, una alfombra de seda será más costosa que una en lana.
En algunos casos el material de laurdimbreque es una especie de armadura de la alfombra.
Otro factor a observar es el razón representado: los más complejos naturalmente aumentarán el valor de la alfombra, porque son más difíciles de lograr.
La edad de la alfombra y el estado de conservación también deben ser evaluados. Las alfombras antiguas son las más caras, siempre que hayan sobrevivido en buenas condiciones a lo largo del tiempo.
En este sentido, recordamos que, por convención, se considera viejo una alfombra que tiene al menos 80 años, de lo contrario es un ejemplo más simple viejo, cuyo costo es ciertamente menor.
Establecer la era de una alfombra antigua es la tarea más difícil y debe confiarse a un experto. Necesitamos conocer elementos esenciales como i. personajes estilísticos, el tipo de dibujos y colores. Este último elemento, en particular, es significativo para la datación de las alfombras orientales, en virtud de la introducción de la tintes sintéticos Ocurrió en el este en un período histórico preciso.

Cómo reconocer las alfombras de diferentes estilos.

Otro factor a considerar es el origen de la alfombra: el estilo difiere, de hecho, en función del área desde donde se origina el artefacto.

Alfombra persa

Las alfombras más famosas y también las más preciosas son aquellas. persa, que se caracterizan por diseños muy complejos y elaborados, casi siempre curvilíneos; Los colores no son muy brillantes.
Las alfombras indio Tienen dibujos similares a los de Persia, pero asimétricos y menos elaborados.
Las alfombras chino se caracterizan por dibujos con un significado simbólico - religioso y por una combinación de colores limitada a tonos de amarillo y azul.
Las alfombras Anatolian difieren en su pequeño tamaño; Los temas consisten en diseños geométricos, simples o más elaborados, pero también motivos florales, aunque estilizados, con colores muy diferentes.
Las alfombras caucásicos no tienen una gran variedad de diseños, que casi siempre son geométricos, pero tienen colores muy brillantes; Las dimensiones son pequeñas y en su mayoría alargadas.
Las alfombras de la Turquestán occidental Tienen diseños geométricos caracterizados por la presencia de un medallón octagonal llamado. Gul el cual, repetido, determina la matriz geométrica; Los colores utilizados no son numerosos. Los de la Turkestan Oriental Se caracterizan por geometrías más elementales, pero colores muy brillantes.



Vídeo: EVALUACIONES EN PLATAFORMA DE CONTACTO