Compra de muebles, garant铆as de conformidad a la luz de la reforma del c贸digo de consumo

La compra de muebles para su hogar le permite al consumidor ejercer ciertos derechos mejorados por las innovaciones del c贸digo del consumidor.

Compra de muebles, garant铆as de conformidad a la luz de la reforma del c贸digo de consumo

Concepto de bienes de consumo

En cuanto a la Garant铆a de conformidad, el mobiliario. Sin duda, cae dentro del concepto de bienes de consumo seg煤n el art. 128 del C贸digo del Consumidor (Decreto Legislativo 206 de 2005), por el que el art. 128, co. significa:

muebles

(a) Bienes de consumo: cualquier bien mueble, ya sea para ser montado o no, excepto:
1) activos sujetos a venta forzada o vendidos de otra manera por otras autoridades judiciales, incluso por poder a notarios;
2) agua y gas, cuando no est谩n empaquetados para su venta en un volumen delimitado o en una cantidad determinada;
3) electricidad.
As铆 que la definici贸n es tan gen茅rica que ciertamente incluye i productos de muebles, especificando tambi茅n una caracter铆stica t铆pica de estos bienes: el montaje.
Entre las novedades de la reforma del c贸digo de consumo est谩 la obligaci贸n, por parte del vendedor, de: informar al comprador, antes de comprar, de la protecci贸n ofrecida por la garant铆a de conformidad (ex art铆culos nuevos 48 y 49). Eso s铆: a este tipo de compras si es del todo. Realizado en locales comerciales. El derecho de desistimiento no se aplica.

Noci贸n de conformidad

la garant铆a de conformidad Est谩 regido por los art铆culos 128-135 del C贸digo del Consumidor.
obligaci贸n del vendedor Entregar a los bienes de consumo que cumplan con el contrato de venta.
la concepto de conformidad Es proporcionado por el art. 129, C贸digo del Consumidor, en virtud del cual se supone que los bienes de consumo cumplen con el contrato si, en su caso, coexisten las siguientes circunstancias:
a) son aptos para el uso para el que se utilizan normalmente bienes del mismo tipo;
b) cumplir con la descripci贸n dada por el vendedor y poseer las cualidades del bien que el vendedor ha presentado al consumidor como una muestra o modelo;
(c) presentar la calidad y el rendimiento habituales de un bien del mismo tipo que el consumidor puede esperar razonablemente, teniendo en cuenta la naturaleza del bien y, cuando corresponda, las declaraciones p煤blicas sobre las caracter铆sticas espec铆ficas de los bienes hechos por el vendedor, productor o su agente o representante, en particular en publicidad o etiquetado;
d) tambi茅n son adecuados para el uso particular previsto por el consumidor y que ha sido puesto en conocimiento del vendedor en el momento de la conclusi贸n del contrato y que el vendedor ha aceptado tambi茅n para los hechos concluyentes.
De ello se deduce que, demostrar estas circunstancias, se presume la no conformidad, o la conformidad del bien. La ley excluye la falta de conformidad si, en el momento de la conclusi贸n del contrato, el consumidor era consciente del defecto y no pod铆a ignorarlo con diligencia ordinaria o si la falta de conformidad se deriva de las instrucciones o los materiales proporcionados por el consumidor.
En cuanto a los bienes instalados, un concepto notable para el mobiliario.La falta de conformidad derivada de la instalaci贸n imperfecta de los bienes de consumo se equipara con el defecto de conformidad del bien cuando la instalaci贸n est谩 incluida en el contrato de venta y fue realizada por el vendedor o bajo su responsabilidad. este equiparando tambi茅n se aplica si el producto, dise帽ado para ser instalado por el consumidor, se instala incorrectamente debido a la falta de instrucciones de instalaci贸n.

Concepto de garant铆a y derechos del consumidor.

Muebles para el hogar

驴Qu茅 pasa si el bien comprado no se ajusta? El art. 130 c贸digo de consumidor, por el cual el vendedor es responsable ante el consumidor por cualquier falta de conformidad existente en el momento de la entrega de los bienes.
En caso de falta de conformidad, el consumidor tiene derecho a la restauraci贸n, sin gastos, de la conformidad de los bienes a trav茅s de reparaci贸n o reemplazo, o una reducci贸n apropiada del precio o la rescisi贸n del contrato.
El consumidor puede elegir entre las dos primeras opciones (reparaci贸n o reemplazo), sin gastos, a menos que el remedio solicitado sea objetivamente imposible o excesivamente costoso en comparaci贸n con el otro.
Es para ser considerado excesivamente oneroso uno de los dos remedios si el vendedor impone costos no razonables en comparaci贸n con el otro.
Reparaciones o reemplazos deben hacerse dentro de un tiempo razonable a partir de la solicitud y no deben causar inconvenientes significativos al consumidor, teniendo en cuenta la naturaleza del bien y el prop贸sito para el cual el consumidor ha comprado el bien.
Los costos de los cuales el consumidor debe estar exento. se refieren a los costos necesarios para poner las mercanc铆as en conformidad, en particular con referencia a los gastos incurridos para el env铆o, mano de obra y materiales.
la el consumidor puede solicitar, a su elecci贸n, una reducci贸n de precio razonable o la rescisi贸n del contrato si:
a) reparaci贸n y reemplazo son imposible o excesivamente oneroso;
b) el vendedor no lo ha hecho reparaci贸n o reemplazo de la propiedad dentro del per铆odo apropiado a que se refiere el p谩rrafo 5;
c) Se ha producido la sustituci贸n o reparaci贸n realizada anteriormente. considerables inconvenientes al consumidor.
En determinar El importe de la reducci贸n. o La suma a devolver tiene en cuenta el uso del bien.
Despues de la queja De la falta de conformidad, el vendedor puede ofrecer al consumidor cualquier otro remedio disponible, con los siguientes efectos:
a) si el consumidor ya ha solicitado un remedio espec铆fico, el vendedor queda obligado a implementarlo, con las consecuencias necesarias con respecto al comienzo del plazo razonable mencionado en el p谩rrafo 5, sujeto a la aceptaci贸n por el consumidor del remedio alternativo propuesto;
b) Si el consumidor a煤n no ha solicitado un remedio espec铆fico, el consumidor debe aceptar la propuesta o rechazarlo al elegir otro remedio conforme a este art铆culo.
Un defecto menor de conformidad por el cual no ha sido posible o es excesivamente gravoso llevar a cabo los recursos de la reparaci贸n o reemplazo, no otorga el derecho de rescindir el contrato.
Las disposiciones sobre el defecto de conformidad no excluyen ni limitan los derechos que se atribuyen al consumidor por otras normas del sistema legal.
Se aplican las disposiciones del c贸digo civil sobre contratos de venta, cuando sean compatibles con las disposiciones de los art铆culos 128-135, c贸digo de consumo.
En el caso de muebles a medida., las reglas sobre el contrato de trabajo y el contrato se agregan a la garant铆a de venta.
El vendedor es responsable por la falta de conformidad cuando esto ocurra dentro del per铆odo de dos a帽os a partir de la entrega de los bienes.
El consumidor debe reportar la falta de conformidad al vendedor, bajo pena de decomiso, dentro de los dos meses posteriores a la fecha en que se descubri贸 el defecto. La queja no es necesaria si el vendedor ha reconocido la existencia del defecto o lo ha ocultado.
Salvo prueba en contrario., se presume que los defectos de conformidad que se producen dentro de los seis meses posteriores a la entrega de los bienes ya exist铆an en esa fecha, a menos que esta hip贸tesis sea incompatible con la naturaleza de los bienes o con la naturaleza de la falta de conformidad.
La acci贸n legal dirigida a afirmar los defectos no maliciosamente ocultos por el vendedor. Se prescribe, en cualquier caso, dentro de veintis茅is meses a partir de la entrega de los bienes; No obstante, el consumidor, que est谩 de acuerdo con la ejecuci贸n del contrato, siempre puede hacer valer los derechos derivados de la garant铆a, siempre que la falta de conformidad se haya notificado dentro de los dos meses posteriores al descubrimiento y antes de que expire el plazo de veintis茅is meses desde la entrega de los bienes.



V铆deo: