Cableado de edificios y decreto de desarrollo bis

El Decreto de Desarrollo-bis, con el objetivo de incentivar la digitalizaci贸n del pa铆s, ha facilitado el tendido de fibra 贸ptica. No sin duda de oppprtunit脿.

Cableado de edificios y decreto de desarrollo bis

Cavi1

la decreto ley n. 179 de 18 de octubre de 2012., publicado en la Gaceta Oficial al d铆a siguiente, contiene una serie de disposiciones que, de ahora en adelante y m谩s a煤n una vez que se haya implementado la ley de conversi贸n, tienen el objetivo espec铆fico de Fomentando el crecimiento, el desarrollo de la econom铆a y la cultura digital, implementando pol铆ticas de incentivos a la demanda de servicios digitales..

Una de las medidas que, incluso para los fines que nos conciernen, merece una atenci贸n especial, es la relativa a la posibilidad de acceder a edificios privados para Instalaci贸n y mantenimiento de redes de fibra 贸ptica..

Antes de detenerme en el noticias legislativas es bueno enmarcar el contexto en el que se insert贸.

C贸digo de comunicaciones electr贸nicas.

la d. lgs. n. 259/03 Contiene disposiciones para regular los diversos aspectos relacionados con las comunicaciones electr贸nicas y, por lo tanto, tambi茅n el desarrollo de la tecnolog铆a digital.

L 'el arte. 91 El citado decreto se dedica a las limitaciones legales a la propiedad que se pretende imponer para favorecer la instalaci贸n de infraestructuras electr贸nicas y, por tanto, el desarrollo de tecnolog铆a.

La ley, espec铆ficamente Restricciones legales de la propiedad., lee:

1. En los sistemas de redes de comunicaciones electr贸nicas a que se refiere el art铆culo 90, p谩rrafos 1 y 2, los cables o cables sin soporte pueden pasar, incluso sin el consentimiento del propietario, ya sea por encima de la propiedad p煤blica o privada, o antes aquellos lados de los edificios donde no son ventanas u otras aberturas factibles en perspectiva.

2. El propietario o el condominio no pueden oponerse al soporte de antenas, soportes, as铆 como al paso de conductos, cables o cualquier otra planta en el edificio que posee para satisfacer las demandas de los usuarios de inquilinos o condominios.

3. Los alambres, cables y cualquier otra instalaci贸n deben colocarse de manera que no impida el uso libre de la cosa de acuerdo con su destino.

4. El propietario est谩 obligado a soportar el paso en el edificio que es propiedad del personal del operador, el servicio que demuestra la necesidad de acceder a 茅l para la instalaci贸n, reparaci贸n y mantenimiento de las plantas mencionadas anteriormente.

5. En los casos previstos en este art铆culo, no se debe ninguna compensaci贸n al propietario.

6. El operador a cargo del servicio puede actuar directamente en los tribunales para detener cualquier impedimento y perturbaci贸n en el paso y la instalaci贸n de las infraestructuras..

Cavi2

Esta limitaci贸n es completada porel arte. 209 del mismo decreto. que lee:

1. Los propietarios de edificios o partes de edificios no pueden oponerse a la instalaci贸n en su propiedad de antenas que pertenezcan a los habitantes del mismo edificio destinado a la recepci贸n de servicios de radiodifusi贸n y al uso de servicios de radioaficionados..

Es el famoso derecha de la antena; En esencia, los condominios pueden instalar una antena en las partes comunes y partes de su propiedad o incluso en la propiedad para recibir la se帽al de radio-televisi贸n o digital.

En cualquier caso, la Corte de casaci贸n, intervino varias veces sobre el tema, en uno de los fallos m谩s recientes sobre el tema ha podido precisar que Con respecto a un edificio en un condominio y la instalaci贸n de equipos para la recepci贸n de programas de radio y televisi贸n, el derecho a colocar otras antenas de televisi贸n, propiedad reconocida por el art. 1 y 3 l. 6 de mayo de 1940 n. 554 y 231 d.P.R. 29 de marzo de 1973 n. 156 (y actualmente regulado por los art铆culos 91 y 209 de la ley del 1 de agosto de 2003 No. 259), est谩 sujeto a la imposibilidad de que el usuario de servicios de radio y televisi贸n use sus propios espacios, ya que el derecho de instalaci贸n no implica que Para elegir a su gusto el sitio favorito de la antena. (En este caso, el CS confirm贸 la sentencia de m茅rito que hab铆a rechazado la solicitud de instalaci贸n de la antena en el techo plano de otro edificio, ya que era posible colocarla en la escalera del condominio del torrente) (Cass. 21 de abril de 2009 n. 9427 en Giust. CIV. 2010, 11, I, 2629).

Antenas de operadores del sector.

Un poco diferente el discurso con respecto a los operadores de la sector de telecomunicaciones (telefon铆a, internet, etc.).

Hasta ahora derecho de acceso a la propiedad, en forma de limitaci贸n del derecho de propiedad (el arte. 91 Decreto Legislativo n. 259/03) o servidumbre (el arte. 92 Decreto Legislativo n. 259/03), se limit贸 al paso de cables, alambres, etc.

Para la instalaci贸n de antenas y similares., como se subraya en el p谩rrafo quinto del art. 209 del Decreto Legislativo No. 259/03. es necesario el consentimiento del propietario o del condominio, que se debe a una justa indemnizaci贸n que, en ausencia de acuerdo entre las partes, ser谩 determinada por la autoridad judicial.

Noticias del Decreto-Desarrollo bis.

Lo anterior decreto n. 179/12 ha introducido una novedad significativa para lo que concierne a las redes de fibra 贸ptica a trav茅s de una novela del citado arte antes mencionado. 91.

En ella se agreg贸 la p谩rrafo 4-bis que, en la actualidad, establece:

4-bis. El operador de comunicaciones durante la fase de desarrollo de su red de fibra 贸ptica puede, en cualquier caso, acceder a todas las partes comunes de los edificios para instalar, conectar y mantener los elementos de red, cables, alambres, particiones, l铆neas. o equipos similares sin emisiones electr贸nicas. El derecho de acceso tambi茅n est谩 permitido en el caso de edificios deshabitados y edificios nuevos..

Cavi3

Una ley de este tipo tiene un efecto disruptivo ya que requiere que los condominios, y los propietarios individuales de edificios acepten cualquier entrada e instalaci贸n con el prop贸sito previsto por la ley.

Parece evidente que estas operaciones deben llevarse a cabo al menos en cumplimiento de las disposiciones de la p谩rrafo tercero del art. 91 del Decreto Legislativo n. 259/03.

Es uno Nueva legislaci贸n que no ha salido ilesa de las cr铆ticas. tambi茅n desde el punto de vista de la constitucionalidad, ya que somete la propiedad privada a un inter茅s econ贸mico de otros.



V铆deo: Data Limite Segundo Chico Xavier [CM+P]